¿Qué es la espirometría?

  • Categoría de la entrada:General

¿Qué es la espirometría?

A raíz del Covid-19, todos somos más conscientes de la importancia de cuidar nuestros pulmones y aquí la espirometría juega un papel importante.

Es una prueba esencial para el estudio de la función pulmonar que indica si los pulmones están funcionando correctamente, midiendo el volumen de aire movilizable en una espiración máxima y forzada. Ésto es, sirve para medir cuánto aire pueden retener nuestros pulmones y la velocidad de las inhalaciones y exhalaciones durante la respiración.

¿Para qué sirve la espirometría?

Es una técnica utilizada para estudiar problemas respiratorios como el asma, la EPOC, alergias, trastornos pulmonares relacionados con el ámbito laboral, etc. Concretamente, la EPOC (Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica) es una enfermedad que dificulta la respiración y está causada principalmente por una reacción inflamatoria al humo del tabaco.

Además, esta prueba también sirve para controlar periódicamente el estado de los pulmones y verificar si el tratamiento de una enfermedad pulmonar crónica está siendo efectivo.

Esta es la curva clásica de una espirometría, que se dibuja una vez realizada la prueba:

¿Cómo se realiza la prueba?

La espirometría es una prueba indolora y no invasiva. Consiste en respirar a través de un filtro bacteriano/vírico que va conectado a un espirómetro, a través de un transductor de presión (lilly o fleisch), turbina o ultrasonidos.

La técnica consiste en inspirar profundamente cogiendo todo el aire que podamos y, una vez tengamos llenos los pulmones, soltarlo de forma rápida y enérgica hasta vaciarlos. A partir de ahí, el espirómetro dará al sanitario toda la información que necesita de la prueba para emitir un diagnóstico.

Es importante destacar que antes de comenzar la sesión diaria de espirometrías el técnico debe calibrar el equipo con una jeringa de calibración, ya que las condiciones de temperatura, presión y humedad pueden variar y esto puede afectar a los resultados.

¿Cuál es el futuro de la espirometría?

Vivimos es una sociedad tecnológica que evoluciona a un ritmo vertiginoso y cuyo impacto no ha pasado de largo en el mundo de la medicina.

La espirometría forma parte de este proceso de digitalización y por ello la integración de las pruebas en la historia clínica del paciente es ya más que una realidad. A esta conexión espirómetro – centro sanitario le llamamos interoperabilidad con los Sistemas de Información Hospitalaria (HIS).

Asimismo, también está creciendo exponencialmente el número de proyectos en los que estamos integrando nuestros espirómetros en lo que denominamos plataformas externas y esto es posible gracias a la portabilidad y conectividad de los equipos.

Tampoco podemos perder de vista la importancia de la espirometría para el control domiciliario de pacientes que no se pueden desplazar a su centro de salud.

La digitalización de la espiromería, presente y futuro.